Este sitio web usa cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y recoger información sobre su navegación. Si pulsa "aceptar" o continua navegando consideraremos que admite el uso e instalación en su equipo o dispositivo. Encontrará más información en nuestra política de cookies.

Encuentra tu inmueble

Cómo crear un estudio en casa 03 junio 2019

Cómo crear un estudio en casa

¿Trabajas desde casa? Si es así, bienvenido a un grupo que cada vez es más numeroso. Y es que aumenta el número de empresarios que apuestan por esta modalidad de trabajo que permite a los empleados conciliar su vida laboral y familiar y ahorrarse, en muchas ocasiones, horas de trayecto hacia el trabajo.

El teletrabajo es una modalidad muy ventajosa para el empleado pero también para la empresa que, por un lado se ahorra de crear un puesto físico en la oficina a este trabajador y, por otro lado, se beneficia del trabajo de un empleado contento que siempre es más productivo que el de un empleado descontento. 

Ya sea para salvar distancias, para ayudar al empleado a conciliar o porque seas freelance, todos compartimos la necesidad de crear un espacio en casa en el que poder trabajar durante horas sin volvernos locos. ¿Cómo crear este espacio? En este blog te ayudamos a conseguirlo. Solo tienes que seguir estos pasos:

La ubicación

¿Dónde colocamos nuestro estudio? Lo ideal es que destinemos una habitación de nuestro inmueble como estudio. Sin embargo, en muchas ocasiones esto no es posible y nos vemos obligados a compartir espacio con otra estancia. En este caso tendremos dos opciones; colocar nuestra “oficina” en nuestro dormitorio o en el salón. Siempre que la vida familiar lo permita es preferible que trabajemos en el salón en lugar del dormitorio pues nadie quiere dormir a unos centímetros de su trabajo o esa tarea que se ha quedado pendiente para mañana será lo último que veremos al acostarnos y lo primero al levantarnos. No obstante, en aquellos hogares con vida familiar activa y espacio limitado hacen inviable otra opción. 


La Luz

Es muy importante tener en cuenta la luz a la hora de elegir nuestro espacio de trabajo. Ya sea en una habitación destinada a ello, en el salón o en el dormitorio, debemos guiarnos por la luz para saber dónde plantar nuestro escritorio.  Debemos tener en cuenta que dedicaremos muchas horas en este espacio y, por tanto, debemos elegir estar expuestos a luz natural frente a luz artificial el mayor tiempo posible.

Ruido

Nuestra oficina debe, en la medida de lo posible, ser un lugar libre de ruidos. Todos los empleos requieren concentración y más aun los que nacen de la creatividad. Es por ello por lo que no ubicaremos el despacho en un lugar de paso del hogar ni en zonas de la casa ruidosas. Trabajar junto a la sala de juegos de los niños puede no ser la mejor opción. 

El color

Escogeremos para esta habitación colores claros que no cansen la vista. Debemos entender que pasaremos mucho tiempo entre estas cuatro paredes y no queremos agotar a nuestro cerebro. El rojo aporta energía, sí,  pero puede que tras muchas horas contemplándolo, esa energía acabe por agotarnos. El amarillo es también un color poco recomendable para un despacho. 

En contraposición el azul es un color que, según el Feng Shui, resulta beneficioso para quienes trabajan solos.

El verde,  un color que en tonos claros previene la fatiga visual o el lavanda, que favorece la concentración serían buenas opciones al igual que el blanco o el gris. Éstos dos últimos, combinados, prometen ser una buena muy apuesta.  


Diferenciar espacios

Nuestra oficina es todo lo que necesitamos para trabajar. Si esto incluye una mesa, una silla y una estantería debemos respetar esta zona y hacer que el resto de miembros del hogar también lo haga. Esto implica que no es un espacio para comer, que no sirve para que los peques hagan sus deberes o que no es el lugar donde veremos nuestra serie favorita. ¿Por qué? Muy sencillo, lo más complicado para quienes trabajan desde casa es desconectar, reconocer cuándo es trabajo y cuándo no. Y esto se consigue diferenciando claramente la zona de trabajo y usándola solo para estos menesteres. Nuestra salud mental nos lo agradecerá y nuestro trabajo se beneficiará de ello haciéndonos más productivos.

Mobiliario

El mobiliario que necesitamos para nuestro trabajo va a depender mucho de nuestro sector. No es lo mismo un artista que un periodista freelance que un diseñador gráfico. Sin embargo, a modo general podremos decir que un estudio lo constituye una mesa, una silla y material de almacenaje. La mayoría de los trabajos a distancia suelen estar relacionados con el mundo digital por lo que precisaremos de un ordenador.

El diseño de nuestra oficina es muy importante. Todos queremos trabajar en un lugar que nos resulte atractivo y cómodo. Es por ello por lo que elegiremos muebles sencillos que no nos cansen con el paso del tiempo. Pero sobre el diseño está la comodidad. Nos quedaremos con aquel mobiliario ergonómico que nos permita pasar horas trabajando cómodos y en en pro de nuestra salud.


El almacenamiento

Nuestra oficina debe contar con espacio donde guardar todos aquellos documentos o materiales que necesitemos. Una manera económica de fabricar estos espacios de almacenamiento es emplear tablones para crear estanterías. Es una manera barata y atractiva de diseñar un lugar donde colocar todo aquello que nos sea preciso tener a nuestra disposición. 

¿Cuánto cuesta crear un estudio? Depende de cual sea tu presupuesto. Hoy por hoy hay miles de ideas que puedes recrear tú mismo por un presupuesto muy limitado. Puedes reutilizar esa antigua mesa dando un toque de pintura, decorar las paredes con vinilos o crear bonitas regletas que te permitan enchufar todo lo que necesites para tu trabajo con simples cajas viejas. 

Solo necesitas un poco de creatividad y dar con la idea que te guste y te defina. Recuerda que, pese a nuestros consejos, tu estudio será parte de tu hogar y, al igual que éste, debe estar impregnado de tu personalidad.

En otro post de Grupo ADE os daremos unos consejos para trabajar desde casa sin morir en el intento. Sigue nuestro blog y no te lo pierdas. Y ahora que tienes listo tu estudio ¡A trabajar!

> Categorías
> Artículos destacados
Inmobiliaria

"Creo que se me nota mucho que me gusta mi trabajo porque realmente es así", Carmen Vázquez